¿Barato? Cómo presentarte para que no lo parezcas
» » ¿Barato? Cómo presentarte para que no lo parezcas

¿Barato? Cómo presentarte para que no lo parezcas

Publicado en: Autopromoción | 0

¿A menudo te ha pasado que cuando dices que eres freelance te catalogan de barato?

O, ¿Recién salido de la universidad al ver que eres un amateur quieren pagarte mucho menos por tu trabajo?

La lista podría ser infinita y creo que la primera pregunta, ya te hace sentir identificado o identificada.

Barato, económico, rebajas, reducir, mal pagado, muy barato o gratis, para colmo, son sinónimos con los que día a día lidiaba al inicio de mi carrera como freelance. Sí, debo confesarte que mis primeros dos años, fueron los peores en relación a los beneficios económicos que tenía como profesional. ¡Era realmente frustrante!

Sin embargo, con estos errores y el paso del tiempo, he aprendido a ser el “macho alfa” en las negociaciones con mis clientes para no parecer barato, ni mucho menos un amateur.


Hoy, quiero enseñarte las estrategias que uso para trabajar con mejores clientes y posicionarme como “experto” ante ellos.

La fórmula secreta para no parecer barato o amateur y lograr mejores clientes. Clic para tuitear

1. Olvida el término FREELANCE

¡No te asustes! Ya sabrás por qué te lo digo. Según el Diccionario de la Real Academia Española define el término freelance como:

Dicho de una persona: Que trabaja independientemente en cualquier actividad.

Hasta aquí todo bien, ¿cierto?

¿Que hay de “malo” con esta palabra? Ser freelance debería ser nuestro objetivo principal, pero lo cierto es, que al cliente nada de esto tiene que importarle.

Cuando te presentas como “freeelance” pasas a ser un empleado mas de la empresa o del cliente con el que trabajas. Un empleado sin beneficios y sin ningún compromiso mayor. El cliente pasa a verte de esta forma cuando le mencionas esta palabra o desde el inicio que sabe que te contrata por el simple hecho de serlo. En Colombia, y creo que en gran parte de Latinoamérica, muchas empresas han optado por contratar freelancers con el mal concepto infundado de querer pagar menos por el trabajo que necesitan, sin adquirir ningún tipo de compromiso legal, en una relación jefe-empleado.

Entonces, a partir de ahora deja de usar la palabra “FREELANCE” con tus futuros clientes y posiciónate como Consultor, Estratega, SEO, Especialista de tu profesión.

El que trabajes desde tu casa no te quita el mérito o el derecho de ser un profesional de alto rango, demandado en su sector y en su especialidad. Claro está, que para que esto suceda con mayor efectividad, debes encontrar tu nicho de mercado. 

Al perder la identidad de “freelance” podrás gozar de los siguientes beneficios:

  • Serás un aliado estratégico de tu cliente;
  • Podrás aumentar tus tarifas;
  • Tus clientes estarán más felices, al contar con un profesional que está llevando a su empresa a otro nivel;
  • Tendrás poder en tus palabras y credibilidad en tus recomendaciones;
  • Mayor flexibilidad creativa, tu trabajo será mejor recibido.

2. Viste bien

No quiero darte una cátedra de estilo o imponerte formas de vestir, pero tu imagen dice mucho de ti, de tu profesionalismo y de tu capacidad de hacer las cosas de forma sorprendente.

Esto no tiene nada que ver con estereotipos o la forma en la que la gente nos juzga, y sí, con la manera en la que quieres darte a conocer y proyectarte. Personalmente, hice este cambio haces años porque lo vi necesario e imprescindible. La forma en que vestía era todo, menos la de un experto o profesional.

vistebien_freelance

vistebienmujer_freelance

Te dejo estas recomendaciones de cómo puedes vestir cuando tienes una reunión con tu cliente. Puedes colocarle tu estilo, la idea es que parezcas tú. Vestir bien es también una buena estrategia de ventas exitosas, piénsalo bien la próxima vez que quieras el “sí” de tu cliente potencial.

Debes ser impecable, confiable y profesional con tu forma de vestir. Clic para tuitear

3. Trabaja en tu Marca Personal

A veces sueno profeta o vidente, pero quiero que lo sepas: “En los próximos años, las marcas personales serán la forma de mayor influencia para cerrar negocios y alianzas”.

Olvídate de actuar como una agencia de diseño o como empresa, si estás sólo en el mercado. Si eres honesto y transparente contigo mismo, la mejor forma de cerrar grandes negocios es promocionarte. Eres el mejor capital que tu negocio pueda tener.

Trabaja tu marca personal:

  • Crea tu propio sello
  • Invierte en un sitio web propio y exquisitamente diseñado, pues éste será tu embudo y tu sitio de ventas
  • Muestra lo que eres y lo que sabes
  • Sé activo en redes sociales, comparte tus conocimientos con los demás
  • Crea una propuesta de servicios única.

4. Escucha a tu cliente

El saber escuchar es vital. Escucha e indaga en las necesidades de tu cliente. Analiza cada palabra y cada situación que te presenta para definir de forma rápida las necesidades que tiene.

No le ofrezcas administrar sus redes sociales, cuando sabes que necesita cambiar su sitio web por completo si quiere vender más.

Cuando sea tu momento de hablar, aduéñate de la conversación y hazle saber las necesidades reales de su negocio, que sienta que estás allí para ayudarle, y como te dije anteriormente, que sienta que eres un aliado estratégico en su proyecto.

Recomendación: Escucha primero y ofrece soluciones después. No trabajes con clientes encerrados en su burbuja, éstos clientes no son buenos oyentes, por lo tanto, será difícil llegar a un acuerdo con ellos. Si logras identificarlo, amablemente, indícale que no puedes trabajar con él.


¿Qué tal las recomendaciones?

Te aseguro que nunca más, parecerás barato o amateur.

Ahora sólo queda que practiques, perfecciones y veas mejores resultados.

Dime, hasta ahora cómo has sido visto por tus clientes ¿ha sido la falta de alguno de estas recomendaciones el que te permita vender más y mejor?

Te espero en los comentarios… 

Dejar un comentario