Cómo trabajar desde casa y ser organizado
» » Cómo trabajar desde casa y ser organizado

Cómo trabajar desde casa y ser organizado

Publicado en: Consejos | 0

Una de las cosas que me encanta de trabajar desde casa es la forma en la que gestiono mi tiempo y la prioridad en mis tareas y actividades. Hoy en día he logrado equilibrar mejor las cosas, pues en un inicio era un total desastre.

Trabajar desde casa es el cielo, pero no le funciona bien a todo el mundo

Muchos creen que hacerlo desde casa con la pijama puesta, es lo bueno de todo esto. Cuando escucho esta frase de alguno de mis colegas, mi risa interna se puede escuchar, y sólo pienso en los negativos resultados que esta persona puede tener a final de mes.

Mantenerte enfocado en el trabajo desde tu casa es difícil, pues en ella también tendrás que lidiar con las tareas hogareñas y con la continua convivencia de los que viven contigo.

Hay muchas preguntas que surgen en torno a este tema, y que muchas de ellas, pueden llegar a detener nuestro proceso si les damos demasiada importancia. ¿Tengo la conexión a Internet necesaria en mi casa para trabajar y hablar por videoconferencia con mis clientes? ¿Tengo un buen equipo de trabajo? ¿Mi computador de casa es un completo desastre? ¿No tengo un escritorio como el de mi oficina? ¿Mis hijos están en la casa la mayor parte del tiempo? ¿Dejaré de contar con seguro médico? ¿Podré adaptarme al cambio? ¿Almorzaré sólo/a todos los días? ¿En mi casa no tengo impresora? ¿Será que podré trabajar con el perro a mi lado todo el tiempo? Son demasiadas las incógnitas, y para cada una de ellas, una barrera que te limitará a dar el salto.

Después de algunos años trabajando desde mi casa, probando algunas otras opciones y buscando la armonía perfecta, quiero compartirte algunos consejos iniciales.


1. Haz tu propio espacio

La construcción de este espacio es fundamental para trabajar desde casa. El elemento vital para cualquier creativo es encontrar el espacio perfecto para mantenerse enfocado. Pues como te comentaba anteriormente, tus hijos pueden estar en la casa siempre o tus compañeros de piso también, y trabajar desde el comedor o la cocina no es lo ideal, mucho menos si crees poder hacerlo desde tu cama.

Encuentra un lugar acogedor en tu casa o apartamento y adáptalo a tu estilo, sino no tienes un lugar aparte pero sabes que en tu habitación posees un espacio amplio, entonces dedícate a construir el escritorio perfecto para mantenerte enfocado y organizado.

2. Tus clientes deben tener acceso a la información

El hecho de trabajar no te desconecta de tus responsabilidades presenciales con tu cliente. Por esto, debes adaptar una plataforma para que tus clientes puedan tener continuo acceso a su proyecto y a los informes de cómo éste avanza. Crea un experiencia perfecta para los involucrados.

Es recomendable que tu conexión a internet sea eficiente y estable, como para instalar y usar servicios de sincronización y comunicación, sin pasar vergüenza por los fallos que pueda tener tu plan actual.

Dropbox y mi Smartphone, me dan la posibilidad de estar conectado con mi cliente y de mantenerle al tanto de la gestión del trabajo. Skype, me ayuda muchísimo a evitar las tediosas reuniones presenciales, pues la videoconferencia me ha permitido aprovechar más mi tiempo y el del cliente, pues también este software te ayuda a reunirte con una persona o con todo un equipo de trabajo, compartir pantallas y enviar archivos.

Guardo los documentos por cliente en una cuenta de Dropbox con configuración de uso compartido para los archivos que el cliente necesite ver. Dropbox me ha permitido trabajar desde Colombia con clientes en EEUU, Israel, Panamá, España y Venezuela, y pretendo seguir extendiendo el imperio jajajaaj. Dropbox también te permite mantener los archivos perfectamente sincronizados, por lo que si estás de vacaciones u otra parte del mundo, puedes acceder a ellos fácilmente desde tu portátil o tu teléfono inteligente.

Te puede interesar > Guía definitiva para saber facturar

3. Se disciplinado/a

Prepararse para trabajar desde casa también requiere de disciplina y de mucho compromiso.… Clic para tuitear

Cuando me levanto en las mañanas, me visto de tal forma como si trabajara en un empleo fijo, pues así, aseguro estar disponible enteramente de 8:00 am a 5:00 pm para cualquier reunión, cita con un cliente o almuerzo con los amigos.

Durante mi jornada, trato no encender el televisor ni perder tiempo en juegos o cualquier otra distracción. Tengo días específicos para limpiar, organizar y llevar a cabo algunas tareas de mi hogar. Y sí hay días en los que sé que no tengo ninguna actividad programada, lo dedico a actualizar mi sitio web o mis archivos en general.

En estos lapsos de tiempo, me dedico a buscar potenciales clientes, estudiar alguna nueva herramienta o en un nuevo servicio, actualizar mi base de datos de clientes o generar contenido para mi blog, aunque para eso, ya tengo dos días de mi semana programados.

Muchas veces, los clientes sabrán que trabajas desde casa, pero eso no quiere decir que la calidad de tus servicios sean como si el cliente se arrepintiera de saber que contrató a un profesional freelance. Por eso, debes asegurarte de tener los equipos correctos, la información estrictamente archivada y tu tiempo bien gestionado.

4. Trabaja como mejor desees

Esto es lo bueno de ser independiente y trabajar desde casa, puedes establecer tus horarios, tu ritmo de trabajo y con quien trabajar. Además, debo recomendarte que durante tu jornada, bien sea de 8 o 16 horas, tus prioridades deben ser bien evaluadas. Tus inversiones bien ejecutadas y tu salud no debe quedar a un lado.

Duerme, descansa, cuida tu organismo y tu alimentación, pues a veces trabajar desde la comodidad de nuestros hogares, aunque que no parezca así, nos hace descuidar estos pequeños pero importantes detalles. Como si le dedicas mucho o poco tiempo a tu trabajo, debes incluir espacios para compartir con tu familia, con tus amigos, y también, tiempos para capacitarte, hacer relaciones con otros profesionales y crear nuevas alianzas.

Saber cuando descansar y cuando necesitas quedarte toda la madrugada terminando algo. Yo, en particular, soy de aquellos que no puede dejar para otro día lo que se que debo terminar de inmediato, así tenga que seguir de largo por 24 o 36 horas, y después de haber culminado dormir lo que quiera, si así lo dispongo.

5. Dile no a ser Ermitaño

Sal a la calle tanto como sea posible. A veces estarás tan inmerso en tu trabajo desde casa, que olvidarás los beneficios de trabajar desde una oficina con compañeros de trabajo a tu alrededor, también olvidarás los extensos recorridos que hacías, que llegarán a hacerte falta de vez en cuando. Por lo que te recomiendo que así sea una vez al día, trates de salir de tu casa para caminar, correr, comprar algo, tomarte un café y despejar un poco tu mente.

Trabajar desde casa hace que pierdas un poco el contacto humano, por lo que organizar reuniones con tu comunidad, ir a charlas de networking, eventos sociales, o una simple fiesta familiar, te ayudará a no sentirte sólo/a en el camino. “ Trabajar desde casa con éxito depende del trato serio y profesional que le des a tu oficio. Los diseñadores y creativos en general, pueden beneficiarse de trabajar desde casa, pues les permite crear un espacio más ameno y personal. El trabajar desde mi casa me ha permitido trabajar con mayor cantidad de clientes potenciales, los cuales no hubiese conseguido si estuviera en un empleo fijo dentro de una empresa.

Así que, si estás evaluando la posibilidad de trabajar desde casa y dejar todo lo demás atrás, no lo pienses más, da el paso final y asume los riegos de luchar por lo que quieres conseguir.

 

Texto extraído del Libro “Cómo Trabajar desde Casa” de Alvaro Cáceres


Y tú, ¿Cómo te organizas para trabajar desde tu home/office?

 

Dejar un comentario